Menú Cerrar

Protección de datos personales

La palabra informática viene de una bifurcación de 2 palabras, la palabra “información” y la palabra “automática“, y la palabra computo o computar que según la real academia de la lengua significa calcular o contar. Hago énfasis en estas palabras para entender no solo la computación y la informática si no los datos personales los cuales ahora se encuentran de manera digital y que de alguna manera compartimos o nos vemos en la obligación de compartir dependiendo de las autoridades gubernamentales o corporaciones industriales que así lo requieren.

Antes de que la informática llamara la atención a un gran numero de personas como hoy en día, el almacenamiento de registro de las personas se empezó a llevar en hojas de papel los cuales los gobiernos guardaban para obtener información de un persona o realizar censos de población como fue el caso de Estados Unidos el cual realizo por primera vez a través de un equipo de computo el censo de su país de manera mas rápido y con un porcentaje elevado de certeza de sus ciudadanos, a partir de ese censo la mayoría de estos registros se han ido digitalizados y ahora se encuentran en grandes servidores donde hay grandes bases de datos de los registros de las personas. Cabe señalar que no solo el gobierno tiene estas bases de datos de miles de millones de personas si no también corporaciones o empresas gigantes los cuales las peticiones de información a los usuarios no las hacen ellos si no las mismas personas que queremos tener un acceso a algún sitio web o nos inscribimos a ciertos canales de noticias o redes sociales.

Este pequeño antecedente se remonta a finales del siglo XIX y principios del siglo XX ya que Herman Holleri declarado el primer informático trata de resolver estos registros computando a través de una maquina que automáticamente entrega cálculos numéricos llamada Maquina Tabuladora considerada por algunos como la primer computadora.

Ahora bien, mencione las grandes bases de datos los cuales tienen datos sensibles, información delicada, es decir datos personales que solo deben tratar ciertos organismos uno de ellos, el gobierno ya que el se encarga ahora de guardar las actas de nacimiento, seguridad social, pagos de impuestos, entre mas tipos de información que controla, ahora de manera electrónica y que debe de resguardarla para que no caiga en manos de personas que quieran hacer mal uso de ella. Algunas empresas grandes sobre todo dedicadas al ámbito informático piden al usuario guardar algunos datos personales, en ocasiones no lo piden pero se tiene la posibilidad de llenarlos, en las redes sociales es común, y como usuarios damos esos datos y las compartimos y no cualquier persona tiene los permisos de visualizarla pero no siempre se hace buen uso de esta información y personas ajenas pueden hacer uso de ella o la misma empresa que los almacena puede incurrir en un acto de ilegalidad proporcionando datos a otras empresas vendiéndolos para la mercadotecnia que la otra realice y así mas y mas personas o empresas tienen nuestros datos ya sean para conocer nuestras posibles necesidades que a su vez es bueno para las empresas y para los usuarios resulta algo molesto pero para algunos les ayuda de mucho para encontrar un producto o servicio sin embargo para controlar tanto a los usuarios como empresas que almacenan información privada en México se ha creado una Ley que desde 2010 esta activa, esta ley protege los datos personales e incluso íntimos para todos los usuarios que hacen uso de un servicio de este tipo y que sus datos no se utilicen para otra cuestión.

La Ley Federal de Protección de Datos Personales en Propiedad de los Particulares en México es la que regula esta practica y la cual da pie a que no cualquiera proporcione o venda esta información y de ser así recibirá sanciones conforme dicta la ley, como mencione arriba, existen redes sociales sistemas de correo electrónico las cuales son las que mas aprovechan pero al mismo tiempo las que mas protegen de manera legal sus ideales de uso de los datos, es decir, son empresas que manejan gran marketing y venden datos de usuarios para ofrecer productos y servicios dependiendo del país, ciudad, estados de animo, búsquedas almacenadas entre otras cosas que hace el usuario en internet y es por ello que de repente nos vemos atacados de publicidad en sitios web o por correo electrónico de lo cual no nos inscribimos o damos pie a nuestro permiso o consentimiento para que tal información llegue ademas de saber nuestro nombre completo y dirección lo cual hoy en día es peligroso para nuestra integridad ya que podemos sufrir de secuestro o extorsión, ademas no solo es para internautas si no también de manera escrita o suscripciones a revistas físicas impresas por ejemplo que damos nuestros datos y se pueden manipular información o robos de identidad lo cual también ocurre en el gobierno lo cual es muy codiciado las bases de datos del registro de todas las personas de un país.

La aplicación PokemonGo desarrollada por la empresa Niantic Labs esta en un dilema por un diputado europeo el cual cuestiona la política de privacidad que dicha aplicación ofrece ya que indica que dicha “app” obliga al usuario a proporcionar sus datos personales ademas de que recaba información de otras redes sociales desde la misma aplicación como los perfiles de Google y Facebook y también que ciegamente incita al usuario aceptar los términos y condiciones de la aplicación ademas de estar plagado de cientos de miles de lineas lo cual contiene condiciones para proporcionar información o venderla ademas de esta plagada de clausulas abusivas, sin embargo, poniéndome por parte de la empresa, el usuario tiene la culpa ya que toma la decisión de dar “siguiente siguiente” y omitir todo o simplemente no lee los avisos presentados.

E visto reclamos de muchas personas las cuales su queja a sido en una pregunta, ¿Como obtienen u obtuvieron mis datos?, la respuesta muy sencilla, al estar en internet y tener un perfil, mientras hallas proporcionado tus datos y no leíste la política de privacidad y las leyes del país de origen de esa empresa, si en una clausula mencionan en cierta manera que “no se hacen responsables de los datos sensibles”, o “sus datos podrían ser enviados a otras empresas de campañas publicitarias o gubernamentales”… obviamente tendrán la razón, y es por ello que hay que estar pendientes de los avisos de privacidad o políticas ya que se hacen a través de abogados y sabemos que ellos saben utilizar la ley.

Como vemos en este articulo, en la cuestión informática ya hay muchas leyes que regulan esta practica sin embargo muchos desconocemos de ellas y en ocasiones nos burlamos con que no aplicara a lo que estamos haciendo, pero como mencione, hay reglas y leyes y una de ellas que también me ha llamado la atención es la de PROFECO que protege a los CIBERCONSUMIDORES sobre las compras en carritos de compras electrónicos y quizá las compras no nos interesa pero las transacciones bancarias y la información que con ello lleva son así de importantes ya que se protegen los datos y la parte financiera que de cierto modo es electrónico e incluso la OCDE lo menciona.

iStock_000023680539_Small-300x225

Publicado en Comentarios, Experiencia